Ya lo hizo hace dos años el Sindicato CPPM, a través de la Delegación de Gobierno, paralizando en cautelares el Acuerdo de 35 horas semanales, cuando durante tres meses lo estábamos disfrutando los Policias.

Ahora es CSIT-PLA, los que pelean en contra de un Acuerdo-Convenio General aprobado para todos los trabajadores del Ayuntamiento, presentando un recurso contencioso administrativo contra dicho Acuerdo, poniendo en Peligro la jornada de 35 horas, y los derechos recuperados por toda la plantilla Municipal.

Y todo por puros intereses propios Sindicales con evidentes intereses politicos, aunque pongan en peligro lo conseguido.